“Ni aquí, ni en la Conchichina”. El extraño caso de la participación ciudadana

Este artículo lo escriben compañeros y compañeras del Círculo  y del Consejo Ciudadano de Eibar

Posterior a las elecciones ilusionantes de las Europeas, en Eibar apostamos por la creación de un círculo de Podemos y desde entonces hemos recorrido un largo camino, abogando por las postulaciones que tanto nos ilusionaron de aquel movimiento ya histórico, pero cuyo espíritu aún nos moviliza y crea conciencia. Conciencia para trabajar por y con la ciudadanía intentando paliar la desigualdad y recuperar el malversado estado de bienestar por el que tanto lucharon nuestros mayores y que, en cuestión de estos últimos años, ha sido dilapidado por los “políticos de profesión” excusándose en una crisis en la que la mayoría social no tuvimos ni arte ni parte, pero que sufrimos los recortes a diario. Por toda esta depravación, seguimos intentando con nuestro esfuerzo voluntario luchar por una mayor transparencia municipal y sobre todo por la participación ciudadana en el mismo.

Pese a que no nos presentamos a las pasadas elecciones municipales en la localidad de Eibar por diversas razones que fueron debidamente explicadas en su día (falta de sinergias suficientes, fechas muy precipitadas a nuestra conformación como círculo, etc.), ello no ha impedido que estos más de dos años transcurridos hayan sido tiempos de trabajo ingente para este círculo. Más de dos años en los que hemos interactuado con el municipio a través de la presentación de mociones, carpas informativas mensuales o campañas como la que denominamos “Mejora tu barrio”, donde se recogen y se trasladan al Ayuntamiento las propuestas, sugerencias, consideraciones, etc. de nuestros y nuestras vecinas (tal y como podrán comprobar en nuestro blog, lugar en el que hemos recogido todo el trabajo ingente realizado hasta la fecha por Podemos Eibar Ahal Dugu)

Solicitudes que han contado, en la gran mayoría de los casos, con el rechazo de la institución municipal. Rechazo que nos atrevemos a asegurar que no tiene otra lectura que no sea desde la clara voluntad política de perdurar las prácticas anti-diluvianas de la no participación directa para hacer así desvanecer cualquier atisbo de generar nuevos modelos de gestión en nuestro Gobierno Local.

Nuestra última y más reciente campaña se ha centrado en solicitar a este Ayuntamiento toda clase de medidas para una mayor participación directa para enriquecer el funcionamiento de la democracia representativa en la búsqueda de una nueva gobernabilidad, guardando una estrecha relación con la evolución de la sociedad de este siglo XXI. Porque creemos firmemente que hay un claro y fuerte vínculo entre el desarrollo de la participación ciudadana y los nuevos y mejores mecanismos de gestión y gobierno. La democracia local, al igual que la democracia en general, no es algo inamovible. El papel y las funciones de un Gobierno Local evolucionan en el marco de una realidad cambiante: deben ser verificadas y, en su caso, adaptadas a la luz de los cambios producidos y exigidos por la sociedad. La demanda de más y mejor información, más y mejor transparencia y sobre todo más y mejor participación en la toma de decisiones políticas deben ser hoy por hoy, una de las máximas en la práctica de cualquier política.

Durante la elaboración de los presupuestos municipales de Eibar,
ningún ciudadano, ciudadana o asociación pueden participar de forma directa

Máxima que desde Podemos Eibar Ahal Dugu hemos tomado muy buena nota y como se menciona en el párrafo anterior, ha sido el eje de nuestra última campaña de interactuación con la Junta de Gobierno y nuestro Ayuntamiento en general. Para ello hemos recorrido un camino tortuoso para denunciar la falta de participación ciudadana en los presupuestos municipales.

Durante la elaboración de los presupuestos municipales de Eibar, solo los grupos políticos con representación institucional pueden participar, y ningún ciudadano, ciudadana o asociación pueden participar de forma directa en los mismos. En el periodo de 15 días de exposición pública de los presupuestos solo se pueden presentar alegaciones, no enmiendas. “Las alegaciones son cuestiones de carácter técnico y jurídico, pero nunca de actuaciones concretas”.  Ésta fue la contestación de la Junta de Gobierno, en concreto del Sr. De Los Toyos, (Alcalde de Eibar por el PSOE) que recibimos a nuestras 32 enmiendas presentas a los presupuestos 2017 en el periodo de alegaciones, achacándonos un desconocimiento de tales acepciones. Lo que el Señor Alcalde no supo entender en aquel entonces ni ha hecho esfuerzo alguno por entenderlo más adelante, es que no era desconocimiento, sino el inicio de un procedimiento de denuncia del nulo reconocimiento institucional a la participación ciudadana directa durante el proceso de elaboración de los presupuestos anuales, tal y como lo comunicamos en nota de prensa el 13 de mayo de 2017.

Tras el abandono de la participación ciudadana ejercido por el Ayuntamiento de Eibar, procedimos a presentar las enmiendas más significativas como mociones, prácticamente la única vía de participación con el Ayuntamiento. Presentamos las 10 más importantes y por ser mociones derivadas de las dichas enmiendas todas fueron nuevamente desestimadas.

Tras la enésima piedra del Gobierno Municipal, decidimos pedir explicaciones en pleno y abogamos nuevamente por unos presupuestos ciudadanos participativos directos con la institución municipal. La “muy diplomática” respuesta del Señor Alcalde fue manifestar que la participación ciudadana en los presupuestos “no se hace ni aquí, ni en la Conchinchina”.

Finalmente, el pasado 5 de Junio de 2017, presentamos una moción instando al Ayuntamiento a la elaboración de un reglamento de participación ciudadana en los presupuestos anuales, solicitando su aplicación a partir de los próximos presupuestos del 2018. Reglamento explicitado en la moción y muy acorde con otros Ayuntamientos de nuestro alrededor (como pueden ser Barakaldo, Bilbao o Vitoria-Gasteiz por mencionar solo algunos) que velan y garantizan porque esa participación sea efectiva y productiva. Cómo no, esta moción fue desestimada en la Junta de Portavoces (que, por cierto, ahora se toma acta de la misma gracias a una moción de Podemos Eibar Ahal Dugu que logramos se aprobara por unanimidad) del pasado 20 de junio de 2017 con la siguiente respuesta: los grupos políticos con representación municipal consensuarán un documento sobre los presupuestos participativos que el equipo de gobierno ha venido elaborando en los últimos meses. Se ha dado un plazo hasta la próxima semana para terminar de configurar el texto.

Una vez dicho esto, creemos que los grupos políticos que han firmado esta acta de la Junta de Portavoces han actuado con una voluntad de tergiversar la información. Una cosa es la ordenanza municipal de participación municipal que vienen trabajando en ella desde hace más de un año (de momento sin consulta alguna y sin participación de la ciudadanía en su elaboración) y otra el reglamento que pretendemos que se ponga en marcha en estos presupuestos 2018. Reconocemos que lo más adecuado hubiese sido realizar primero la ordenanza municipal de participación ciudadana, de espectro mucho más amplio que solo lo que concierne a los presupuestos municipales (apertura al público de las comisiones de trabajo, escaño ciudadano en pleno, etc.) e incluir en esa ordenanza este reglamento. Sin embargo, hemos optado por solicitar este reglamento ya que la dilatación en el tiempo de la nueva ordenanza municipal, así como su falta de colaboración ciudadana en su elaboración, nos crea una más que merecida desconfianza, tanto en que sea realmente participativa en su participación como en su aplicación.

Esta es la forma de funcionar de nuestro Ayuntamiento de Eibar y especialmente del Gobierno Municipal, ya que lo que para el 20 de junio de 2017 iba a estar preparado en cuestión de una semana, aún no tenemos ninguna respuesta al respecto un mes más tarde. ¿La tendremos? ¡Hagan sus apuestas!

De lo que si estamos seguros es que nuestra voluntad, a pesar de todas estas vicisitudes, sigue intacta y seguiremos trabajando en la misma medida y con las mismas ganas, intentando mejorar día a día, gracias a vuestras sugerencias y aportaciones. Y todo esto lo hacemos porque somos de la firme convicción de que todos y todas las eibarresas merecen un Ayuntamiento que les escuche y que reconozca y trabaje activamente por el fomento de la participación ciudadana, ya que, es una obligación que los gobiernos debieran desarrollar como derecho reconocido en el marco jurídico.

Y sin más dilación, nos despedimos desde el Consejo Ciudadano de Podemos Eibar. Estos son los hechos y vuestras, las conclusiones. Muchas gracias por leernos.

Autor: BesterikGabe

Información y opinión. La actualidad a través de artículos. Hace tiempo que murió la objetividad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s